Huerto Urbano del Callejón Trujillo 

Huerto Urbano del Callejón Trujillo 

Conoce el Huerto que produce cultivos de manera colectiva y sustentable, además de ofrecer eventos para toda la comunidad con un enfoque cultural y de sanación integral 

 

Ponce sobresale en muchos ámbitos entre ellos culturales, artísticos, y de comunidad. En esos destaca su increíble don de gente que de manera voluntaria rescatan espacios en desuso para convertirlos en lugares vivos, llenos de salud, sabiduría, sanación y alimentación orgánica. 

Este es el caso del Huerto Urbano Callejón Trujillo, un espacio que antes era un vertedero clandestino y hoy día es un Huerto donde producen una diversidad de cultivos de manera colectiva y sustentable. Rescatando así un espacio en abandono y transformándolo en una fuente de esperanza y sustento para los integrantes del huerto y toda la comunidad ponceña. El Huerto funciona todos los jueves de 3:00 pm a 6:00 pm y está ubicado en Callejón Trujillo 00730 3853 Ponce.

 

“El Huerto urbano comenzó en 2018 justo después del paso del Huracán María. De la mano de un grupo de voluntarios decidimos rescatar el lugar, con la iniciativa de uno de nuestros líderes Luis Enrique González. Por la necesidad de crear espacios de alimentos sustentables en zonas rurales como lo es la Ciudad de Ponce”, indicó Yira M. Rodríguez, integrante del Huerto. 

Cabe destacar que el lugar lo descubrió Luis Enrique al integrarse a la obra del Mural Para Pensar que realizaron otros artistas ponceños. "Propuse que pudiesemos cultivar en este espacio como una respuesta contundente a la situación político actual que estábamos viviendo en los tiempos justo después de Huracán María. Como el mural era para pensar el huerto era para actuar", recordó, hazaña que logró el 18 de abril de 2018. 

 

“El espacio surge de la necesidad de tener alimentos saludables en la Ciudad. Pues muchas veces los que vivimos en esta zona no tenemos acceso a este tipo de alimentos, sino a cosas enlatadas que consigues en supermercados”, abundó Rodríguez, quien destaca que son una comunidad colectiva en la que hay alrededor de 10 a 15 miembros voluntarios, en la que no hay un líder en específico sino que ven el trabajo de manera horizontal.  

Sus siembras mayormente son cultivos que se dan solos como: gandules, calabaza, batata, yuca, árboles frutales, plátanos, entre otros. La idea es cosechar y alimentarse entre ellos mismos y los que lo necesiten. Por eso se reúnen todos los jueves para sembrar o para cocinar y tener una tarde/noche amena junto al huerto y una fogata cuando cae el sol. 

 

“Sembramos muchas semillas como gandules, yuca, calabaza, parcha, la idea es que haya un espacio para juntarnos y seguir practicando el apoyo mutuo en acción y multiplicar la semilla y herramientas de nuestro propio sustento y soberanía”, destacó Luis Enrique, quien además recalca que se siente feliz de haber rescatado un espacio que muchos años atrás era una casa de hacendados donde tenían esclavos en los sótanos para bregar con la caña de azúcar. Sin embargo ellos hicieron del lugar un espacio vivo lleno de esperanza, sanación tanto de alimentación como emocional.  

Antes de la pandemia realizaban los sancochos solidarios, donde cocinaban sancocho para todo el mundo que quisiera participar. Sin embargo luego de la pandemia poco a poco se han ido activando con otros eventos como los que iniciaron en junio llamados Sanación Integral, los segundos sábados de cada mes donde buscan cosechar el jardín interior de cada cual. 

 

“Gran parte de cualquier labor tiene que ver con las herramientas que unx tiene para cumplir con su meta. Compartimos acerca de herramientas súper útiles cuando se trata de trabajar desde un equilibrio personal y comunitario para aprender y crecer junto a nosotrxs en este camino de auto-cuido, reflexión y construcción colectiva”, destacó el colectivo del Huerto. El evento es para el público en general y en él, ofrecen diferentes alternativas cada sábado entre los cuales se encuentran; conversatorios, talleres, clases de yoga, dinámicas y más. 

Pronto pretenden volver a realizar otros tipos de eventos para todo el público de manera gratuita, entre los que se encuentran: eventos culturales, de índole social, política, comunitaria, artesanal, de música, películas, talleres, cine y más. 

 

“El mismo grupo es quien se encarga de la coordinación y logística de los eventos, muchas veces ofreciendo nuestros talentos o contactando a recursos externos. Todo es de manera gratuita y solo aceptamos donaciones si así lo desean para seguir creciendo la comunidad y la oportunidad de continuar brindando estos servicios tan necesarios”, recalcó Yira. 

“Lo que nos motiva a seguir es darnos cuenta que estas cosas si no las hacemos por nosotros mismos, no se dan. Son las ganas de ser el cambio que queremos ver y no esperar a que los demás lo hagan. Además nos motiva llegar a otras personas y que se den cuenta que hay comunidad y que no estamos solos. Aquí hay un grupo de apoyo y un espacio donde puedes crecer y sentirte parte de la familia en un núcleo de soberanía autogestionada y alimentaria”, puntualizó, además de expresar que esperan en el futuro poder continuar rescatando otros espacios en desuso para los mismos fines. 

 

Si quieres ser parte del Huerto, emitir alguna donación a la causa, o recibir más información de la iniciativa, puedes llegar cualquier jueves desde las 3:30 pm al huerto o escribirles directamente en sus redes sociales Instagram y Facebook o llamar al 787-628-0089 con Yira Rodríguez. 

 

Frances Velázquez

Frances Velázquez

Hello, I’m a content writer who is fascinated by creating content about culture, gastronomy, tourism & entertaiment. Thanks for reading me!

Check More about

Newsletter

wave
- Sponsored Ad - Advertisement